Patrimonio Mundial de la Humanidad

Parque Nacional del Teide

Es sin duda el lugar que más identifica a Tenerife. El Parque Nacional del Teide fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 2007 con la categoría de Bien Natural. Está situado en el centro de la isla, a una altitud media de 2.000 metros, y su cima representa el pico más alto de España, con 3.718 metros. No puedes perderte esta maravilla de Parque Nacional, disfrutarás de paisajes que parecen de otro planeta y respiraras el aire puro del pico más alto de España.

Reserva de la Biosfera

Parque Rural de Anaga

A escasos minutos en coche de la capital, encontraras el Parque Rural de Anaga, declarado Reserva de la Biosfera, que ha conseguido conservar sus valores naturales de manera excepcional. Los profundos valles y barrancos que descienden de ella consiguen llegar hasta el mar y formar numerosas playas en las que podrás darte un refrescante chapuzón. Esta zona alberga, además, una fauna y una flora rica en endemismos.

Anaga

Playa de Benijo

Es una de las playas más espectaculares de Tenerife. Escoltada por los Roques de Anaga, hacen de esta playa un enclave que no te dejará indiferente. El paisaje que podrás admirar es increíble, se trata de una playa salvaje en estado puro, de arena negra volcánica, en la que podrás desconectar del día a día y hacer casi que se detenga el tiempo.

Santiago del Teide

Acantilados de los Gigantes

Está situado en Santiago del Teide, forma parte del Parque Rural de Teno y alcanza en algunos puntos los 600 metros de altura desde el mar, en una caída casi recta que da vértigo incluso si se contempla desde abajo. A sus pies, los fondos marinos, de unos 30 metros de profundidad, albergan una gran riqueza natural que atrae a entusiastas del submarinismo y de la pesca de altura.

Icod

Drago Milenario

El famoso Drago Milenario es uno de los símbolos naturales, culturales e históricos más importantes de Canarias. Considerado como el más antiguo del archipiélago, mide más de 16 metros de altura y posee una base de unos 20 metros de circunferencia.

La Orotava

Playa del Bollullo

Situada al borde de un acantilado en la zona de El Rincón, (La Orotava), presenta una superficie de arena negra que se mezcla con las formaciones volcánicas adentrándose en el mar. Si te gusta jugar con las olas y el surf, disfrutarás muchísimo, ya que el oleaje suele ser bastante fuerte durante todo el año. Por esa misma razón debes extremar las precauciones a la hora de darte un baño.

San Juan de la Rambla

Charco de La Laja

Este pequeño paraíso volcánico, creado a partir de las caprichosas formas de la lava, es uno de los lugares más bellos de la costa de San Juan de la Rambla. De aguas transparentes y tranquilas, el Charco de La Laja, es el lugar ideal para conectar con la naturaleza en un entorno inigualable. Merece la pena que aprovechar tu visita para dar un paseo por el litoral y conocer el bonito pueblo de San Juan de la Rambla, donde podrás degustar la rica gastronomía canaria en cualquiera de sus restaurantes y tascas.

El Médano

Playa de la Tejita

La playa La Tejita, es una de las playas más espectaculares y de mayor belleza de la isla de Tenerife. Cuenta con unos 1000 metros de largo de arena rubia rojiza, su acceso es muy cómodo pues cuenta con aparcamiento gratuito, desde el cual parte un sendero, hasta la orilla de la playa. Si ves oleaje ten precaución.

Punta de Teno

Parque Rural de Teno

La variedad del paisaje que abarca desde sus impresionantes acantilados, valles, islas bajas, zonas boscosas de laurisilva así como magníficas muestras de arquitectura tradicional, convierten el Parque Rural de Teno en uno de los espacios naturales más bellos de Tenerife.